El estilo ‘slow’ conquista también la cocina, ¿te apuntas?

03
Ago

El estilo ‘slow’ conquista también la cocina, ¿te apuntas?

  • Publicado por: - Quilmes Compra
  • Comentarios desactivados en El estilo ‘slow’ conquista también la cocina, ¿te apuntas?

Conseguir una cocina de ensueño no consiste solo en equiparla con electrodomésticos sofisticados y tener suficiente capacidad de almacenaje, aparte de apostar por materiales que faciliten su limpieza en encimeras y armarios, el verdadero ingrediente secreto consiste en que el ambiente nos invite a la calma. La pretensión de las cocinas SloMo (de las palabras slow motion, también llamadas slow), es que bajemos el ritmo y nos sintamos a gusto entre los fogones, que cocinemos por placer sin las prisas como compañeras. Nos merecemos vivir más lento y sin estrés.

En este ambiente concebido por el interiorista Anthony Chevallier se construye todo de obra, con las puertas en madera y se integran detalles de aire retro, como el gran fregadero y la grifería con maneta de porcelana. Además, el espacio se abre tanto al comedor como, al fondo, a las fabulosas vistas marinas. En esta cocina la relajación está asegurada.

Cómo llevar el estilo ‘SloMo’ a tu cocina

Sí, la SloMo (o si preferimos llamarla slow) es una tendencia relajada que triunfa para toda la casa y también la cocina, el corazón de todo hogar. Pocas son las reglas a seguir salvo que el espacio se convierta en apacible, para que te haga sentir bienestar.

Por lo general, se logra cuando la estancia es amplia, luminosa y está abierta al resto de zonas de día, pues el objetivo es solo desconectar del mundo exterior, no de la vida familiar y lo que se ‘cuece’ en la casa. Habitualmente el mobiliario será en tonos neutros (como blancos, grises claros, beiges…) o en maderas en variedades suaves. Así la cocina será un auténtico refugio donde dejar atrás las preocupaciones de la jornada. Este ambiente configurado con una península que se convierte en el elemento principal del espacio, lo ha diseñado Corbí Cuines i Banys y ha empleado muebles de la firma Saitra.

Abraza lo natural

Aunque muchos de nosotros vivamos en ciudades aglomeradas de pisos con tramas urbanas bulliciosas, nuestra biología nos pide conectar con la naturaleza. Se puede seguir un diseño biofílico por ejemplo mediante el empleo de materiales sostenibles, puede ser las maderas y las fibras (como en los taburetes de Let’s Pause), las piedras o bien el vidrio (de las decorativas damajuanas), el corcho… Lo cierto es que el abanico de posibilidades es muy amplio y lo más importante es que la combinación de materiales te genere bienestar y sosiego.

El toque verde

Sin duda, las plantas logran también conectarnos con la naturaleza y aportarnos bienestar. Está demostrado que alivian las tensiones y el estrés y nos relajan. Tú decides si las quieres de porte colgante (como vemos en la propuesta), o bien en un gran macetón o incluso te apetece crear un pequeño huerto repleto de tus hierbas aromáticas preferidas. Busca a tus especies vegetales la mejor ubicación en cuanto a luz y protégelas de corrientes de aire.

Vemos la cocina de una vivienda construida en un antiguo granero que ha remodelado Design & Meer, en el que la calidad y variedad de texturas hacen el espacio muy especial y auténtico. Las encimeras lisas son de Hi-macs y contrastan con el suelo rugoso. La tapicería de tacto aterciopelado de los taburetes altos remata un espacio lleno de matices y con algunas plantas que aportan el toque verde.

No te limites puramente a lo estético

En realidad una cocina SloMo no sigue una tendencia decorativa, más bien los preceptos de un estilo de vida que se preocupa por la salud, por evitar el estrés y, por supuesto, por la ecología. Por lo que no bastará con una simple fachada, el fondo también debe ser sostenible y fomentar usos en los que no haya desperdicio de alimentos, se ahorre en agua y energía y se puedan clasificar adecuadamente los distintos deshechos: orgánicos, papeles, plásticos y resto de basura.

En la imagen, una cocina de Roca, firma que fabrica los módulos en maderas naturales y otros materiales, como lacados o laminados de máxima calidad.

Segundas oportunidades

En línea con ser unas personas respetuosas con el medio ambiente, ¿por qué no apostar por un mobiliario que recicla la madera? En la propuesta los armarios pertenecen a la colección Aubagne, de Maisons du Monde, que permite ofrecerle una nueva vida a la materia prima al emplear madera de pino reciclado, a la que se le da un acabado envejecido.

El fregadero con el frontal visto da un toque tradicional al espacio y también está realizado en un material natural, en concreto piedra azul antracita

Planificar bien la iluminación

La feria en Milán EuroCucina nos adelantaba recientemente que las cocinas en 2023 contarán (¿y por qué no hacer el cambio ya?) con una iuminación natural muy cuidada, al privilegiar las distribuciones abiertas y no que la estancia se halle encerrada en un cuarto aislado.

También hay mucho que decir respecto a la luz artificial, pues conviene que pueda ser modulable en función de las necesidades del momento y que preste mucha atención a no dejar sombras en las encimeras de trabajo.

Esta cocina en Ibiza de estilo rústico actualizado diseñada por Raúl Martins, dispone de una iluminación natural y artificial saludable. Respecto al diseño slow destaca por su espíritu sostenible pues, por ejemplo, todos los materiales son locales: la madera es de sabina, los muebles, de obra con pintura a la cal y la piedra Blanco Ibiza, propia de la isla balear.

Rincones muy acogedores

Por poco que puedas, monta un agradable office donde tomar un desayuno pausadamente o conversar acerca de la jornada con la familia. Si el espacio es reducido, puedes equiparlo con sillas y un banco con capacidad de almacenaje, con el asiento de tapa que se eleve o, como en esta propuesta de Ikea, con cestas extraíbles.

Si no sobran los metros la mesa conviene que sea redonda, lo que aparte hará el espacio más amable. También resulta interesante conceder protagonismo a la pared empapelándola con coloridos y escenas que generen calma y den un plus de estilo a este comedor de diario.

Pequeños detalles que marcan la diferencia

La filosofía SloMo aboga por la sencillez formal y el minimalismo, pero no porque los espacios luzcan asépticos y anodinos, así que llena de vida la cocina con complementos bonitos o a los que tengas un especial cariño. Pueden ser botellas, jarrones, platos decorando la pared… O incluso, como en este proyecto de Cuarto Interior, con cuadros que aporten la nota de color (en verde, una gama relajante y que nos traslada a la naturaleza, al igual que el azul). Si lo prefieres, otra alternativa es colgar algún póster o incluso fotos de vacaciones o celebraciones familiares muy señaladas.

 

Quilmes Compra

'
All copyrights reserved @ 2016 - Design & Development by DesignInvento